24 de junio de 2011

sos un muy raro animal


usted se ha comunicado con el cuatro cinco nueve pi cuatro pi pi cero, después de la señal deje su mensaje

hola. ya te dije hace rato que dejé de decir tu nombre porque cuando lo digo se emociona mi lengua y se me va un poco del alma con cada letra. y tampoco es que sea un nombre corto que digamos. tampoco es corta la distancia que recorre mi corazón rebotando entre las paredes, el techo y los pisos de la casa cuando pienso en tu boca y en esa mueca rara que haces al sonreir. te llamo para pedirte que ya no me mires, yo sé que será dificil, que a veces se hará hasta inevitable, pero considero que uno puede hacerse acreedor del espacio que ocupa y así como algunos piden guardar secretos adentro de la cabeza, yo quisiera guardarme de tus ojos negros y mocitos que desparraman picardía pero esconden un instinto predador que te descubre cazador al acecho como el rey de una selva llena de conejos agazapados que serían yo. una vez te hablé de un puente y el puente era de algún color, hoy mientras te digo esto lo cruzo a paso apurado y por eso quizás me escuches ahora falta de aire. espero que el puente me lleve lejos, donde las sogas invisibles que fabrica tu presencia ya no me arrastren como a un cuerpo sin vida amordazado adentro de tu boca o entre tus piernas. te grito ahora desde el otro lado del puente, donde ya no siento las sogas y creo que hasta me olvidé de cómo se dicen las letras de tu nombre, pero ay tus ojos y ay esa mueca.

5 comentarios:

Fabio Damián Pereyra dijo...

Ay ay ay, el amor, o algo parecido!

marìa lluvia dijo...

nunca como cuando tanto amor

Cecilia dijo...

ppfff es un carilindo

variedad de frutas dijo...

es un todolindo

Anónimo dijo...

Que bien que escribís , me llega al alma. Car.