30 de octubre de 2011




lo digo en serio yo ya no te quiero no vuelvas por acá.
ando durmiendo con otros tapando tus olores y por la mañana suena el despertador de algún extraño, son sus horas ya no las tuyas, y a veces a algunos les presto tu cepillo de dientes y les digo que no, que no era de nadie.
que este vientre ya no lleva a tus hijos, ni estas manos labran tu tierra, ni esta voz canta tus canciones
lo digo en serio, no vuelvas que nadie te quiere por acá: a tus cosas las abracé, las ofrecí entre mis amigos y enemigos, las miré de frente, de costado, me reí de ellas, las puse en una bolsa y las prendí fuego.
no vuelvas que ya nadie te espera por acá: los gatos aprendieron a ser perros guardianes y como gárgolas cuidan las ventanas de tu sucia presencia. si aparecieras, ¡ay! tienen orden de llevarte por los hombros de vuelta a algún bonito círculo del infierno o al medio del volcán en erupción para que aprendas la lección de no meterte donde nadie te llama.
no pienses que no entiendo que pienses en volver, yo también volvería a donde he sido flor entre las flores y nube en el cielo aunque solo un simple hombre tan enano en todo como en altura. que siempre encuentres un camino de vuelta lo comprendo bien, tu misma nariz seguirá el olor de las comidas que te preparó mi amor y tu cuerpo pedirá a gritos las caricias del mío y tus oídos querrán escucharme endulzarte y agrandarte como ni tu madre ha hecho. claro que lo entiendo, no te culpo, jamás podría.
no vuelvas yo ya no te quiero no vuelvas por acá. para mí no existe tu presencia ni tus ojos ni vos, que nunca fuiste más de lo que yo quise que fueras
y ni siquiera eso.

3 comentarios:

La Maga dijo...

visceral,hermoso.

un abrazo!!

Gabriela Luzzi dijo...

así se habla! muy bien! un no bien dicho abre un si en otro lugar mejor. Saludos!

seoane dijo...

jajaaaa buenisimo