9 de abril de 2010

vete! olvida mi nombre, mi cara, mi casa

a pedido del público, la escritora de este blog ha decidido inugurar la sección “personajes” de sus relatos. y como con los pedidos venía el reclamo de que fueran retratos absolutamente sinceros, voy a comenzar con uno de un pibito que no me cayó bien.

la última noche de todos juntos en marrakech, habíamos quedado en cenar en la plaza central. a cierta hora, cuando empieza a oscurecer, los mozos empiezan a montar mesas y carpas en la plaza y rápidamente todo se convierte en una especie de restaurant al aire libre; con gente cocinando y comiendo por todos lados y farolitos de luces.

yuki y yo salimos del hostal al encuentro con los demás y en la puerta nos encontramos con un pibe fumando solo.

-¿estará solo?

-parece…

-¿lo invitaamos a comer?

-no ver por qué no.

el fumador resultó ser un polaco que estaba recorriendo el atlas en bici. decidió venir a comer con nosotros, ¿why not? estuvo bueno: de hecho, durante la comida pudimos enterarnos de lo mierda que era la cocina marroquí y los marroquíes también para nuestro nuevo amigo –cuyo nombre gracias a dios no recuerdo.

al día siguiente yuki y yo recibimos un regalo en el zoco, nos quedamos chalrando y tomando té con un vendedor que terminó regalándonos una especie de palosanto marroquí (delicioso) a cada una. volvimos al hostal super contentas alardeando de nuestras adquisiciones, por desgracia sólo nos encontramos con nuestro polaco:

-¡nos regalaron algo!

-sí, seguro. acá nadie regala nada

-de hecho sí, una especie de madera que la quemas y tiene rico olor

-¿and what about it?¿does it make you high or something? (este comentario no tiene traducción por lo arrogantemente desagradable que es).

soporté sus historias sobre peliculas de hollywood en las que él trabajó de camarógrafo pero que no pudieron llegar al cine por x o por y, soporté sus cuentos de viajes por el mundo a medio precio porque su mamá era azafata, soporté mucho más de la cuenta, pero perdí la paciencia ya hacia el final.

los vascos eran los primeros en irse de marrakech; los saludamos en la plaza y uno pidió una última foto de todos juntos (polaco incluído). en la foto se ve a todos abrazados y al polaco aislado, mirando al costado.

-I just don´t like to be in cliché photos.

hablemos de clichés, turista jipoide estudiante de cine pedante, mala onda, esnob y que le cae mal a todos ¿eh?



bueno, es que no me gustó de entrada.

2 comentarios:

Mikel dijo...

Vaya Dani, ¡tu pluma tiene dinamita en vez de tinta! La verdad es que si que era rarito el chaval ... pero bueno no todo iba a ser bueno en Marruecos :) Acabo de descubrirtu blog, lo visitaré de vez en cuando. ¡Un saludo de parte de Mikel en nombre de tus amigos los vascos!

dani dijo...

Hola Mikellll!!!!
Recién veo tu firma aquí, ¿cómo llegaron a casa?, ¿qué tal todo?
un beso grande a los 4!!!