2 de enero de 2014

yo lo vi


Hay un hilito muy chico que te cuelga de los dedos
Yo lo vi
Cuando dormías sobre el pasto, el sol
Estallaba sobre sus vértices y los tenues reflejos de colores
Invadían todo como nubes.
Había un mundo pequeño, eramos dos
Y el susurro de la tarde y los hilos que colgaban.
Eran eso o no se ¡algo tenías!
Te colgaban de los dedos
Unas magias que no puedo descubrir
Te levantaste, como guiado por los hilos ¡puedo verte!
Qué alegría
Ver tu cara después de tanto
No pensé que vendrías
Con los hilitos de colores, te cuelgan de los párpados,
Yo los ví
Vos cantabas porque te tenían que escuchar
En Malasia, te estaban esperando, yo siempre lo supe
Vos no eras de este planeta, hasta que pude verte
Porque de tanto nombrarte ya no supe ni quien eras
Y con esos hilos casi no te reconozco, que pasean
Destellando, yo te los vi también, sobre los talones
Eran como tu cola de caballo, como un silbido
Los escuchaba moverse entre el aire, las cañas de los hilos.
Tan hermosa es tu cara, ahora que la veo, tus ojos
Es tan fácil quererte y que los hilos
Te envuelvan así, mientras vas andando y yo te veo
Y por ahí te salen otros, te rodean la cintura,
El sol les brilla encima y como si me estallara el propio puño
Vuelan al cielo mil estrellas de colores a tu paso.

1 comentario:

Flor D dijo...

"...Unas magias que no puedo descubrir..." Bello, bello, amiga.